Darkcoin: ¿una cybermoneda más?

índice

Bitcoin sigue siendo la cybermoneda más popular en la Web Profunda. Existen cientos de monedas virtuales alternativas aunque, en las últimas semanas, Darkcoin parece estar haciéndose con una parte significativa del mercado.

Impulsada por la fiebre alrededor del Bitcoin, durante el último año han ido apareciendo cientos de monedas virtuales. Para alguien con los suficientes conocimentos técnicos el proceso de creación es relativamente sencillo (ya que el código de Bitcoin es abierto) y en este momento hay monedas cuya efigie son perros, cerditos, hojas de marihuana o tetas. Los sensibilizados por la cuestión territorial pueden optar entre PesetaCoin o CatalanCoin, a la espera de que los vascos y sorianos saquen las suyas, no sé a que esperan…

Sin título

La esperanza de los inversores en estas cybermonedas es que su uso se popularice y su valor crezca de forma exponencial, como ha sucedido con el Bitcoin. Existen historias populares, como la del programador Laszlo Hanyecz, que compró dos pizzas a principio de 2010 por 10.000 BTC (4 millones y medio de euros al cambio actual) o el estudiante noruego que compró 20 euros en Bitcoins en 2009 y, unos años después descubrió que tenía una fortuna de 2 millones.

La inmensa mayoría de estas monedas están probablemente condenadas al fracaso y hasta el momento Bitcoin es la única que ha adquirido cierta popularidad. Como analizábamos en otro artículo, el uso en la Red Profunda para actividades ilegales es uno de los motivos, aunque no el único ni quizás el más importante.

La posibilidad de modificar el código fuente de Bitcoin abre la puerta a poder crear monedas que presenten ventajas técnicas y hagan su uso en la Red Profunda más sencillo o seguro. Una moneda con estas características sí podría competir, o al menos coexistir con Bitcoin.

Darkcoin es una cybermoneda específicamente diseñada para su uso en la Red Profunda. Se han maximizado los aspectos sobre seguridad y anonimato para conseguir una privacidad absoluta en las transferencias. Las transacciones en Bitcoin son públicas (es decir, cualquier persona puede verlas en la cadena de bloques) y cuando se realiza una transacción con un tercero (casa de cambio, banco o determinadas tiendas) la información puede vincularse al usuario. A través de un sistema de pago propio (Darkwallet), Darkcoin consigue solventar esos inconvenientes.

La cotización de Darkcoin se ha incrementado de forma notable en sus pocos meses de vida, desde unos pocos céntimos a 10 euros.

Sin título

Por otra parte, el Darkcoin ocupa el cuarto lugar en volumen total de dinero depositado en cybermonedas (43 millones de euros). Bitcoin es, con diferencia, el líder ( 6.200 millones de euros), pero llama la atención la rapidez con la que Darkcoin ha conseguido atrapar el 7% del total del dinero real invertido en cybermonedas. Si nos fijamos en el volumen de transacciones en 24 horas, Darkcoin ocupa el segundo lugar.

Sin título

Otra moneda en crecimiento parece ser Nextcoin, con un desarrollo distinto al de Bitcoin y que incluye entre sus características la posibilidad de realizar transacciones P2P, chat e intercambios instantáneos. Estas características pueden ser interesantes de cara a los mercados de la Red Profunda.

Hasta el momento ninguna de estas monedas es aceptada en los mercados de la Red Profunda. En el momento actual es impensable que lleguen a desbancar a Bitcoin, pero sí es posible que puedan llegar a aceptarse como medio de pago alternativo o adicional, lo que supondría un obstáculo más para su control por parte de las Fuerzas del Orden. ¿y una oportunidad para inversores? Carezco de los conocimientos técnicos suficientes para hacer pronósticos pero, si algún lector invierte en estas monedas y se hace billonario, ruego se acuerde de quien escribe estas líneas.

2 comentarios en “Darkcoin: ¿una cybermoneda más?

  1. Ojo, DRK solamente es anónima si se envia con darksend, que aún no se ha implementado. El sistema darksend es similar (yo diria que peor) que el que dentro de poco tendrá DarkWallet para bitcoin.

    Para monedas realmente anónimas se puede hablar de Monerocoin y Bytecoin. Próximamente Zerocoin también lo será.

    Por último, poco importa que se acepten en la red profunda, ya que si compramos la moneda anónima y luego con ésta compramos bitcoin el bitcoin queda completamente desligado del usuario ;). Es decir: 1. Compramos Bitcoin. 2. Con el bitcoin compramos Monerocoin, Bytecoin, Darkcoin.. 3. Transferimos lo que hayamos comprado a otra dirección. 4. Lo volvemos a cambiar por bitcoin. 5. Utilizamos estos bitcoin en la red profunda.

    De esta manera nunca se puede saber de dónde han salido estos últimos bitcoin 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s